Todas las entradas de: admin

Un Viaje Espacial con Mikel Donazar y La Pamplonesa en el Gayarre

Fuente Banda La Pamplonesa

El joven clarinetista y director Mikel Donazar Moriones aterriza con su nave en el Teatro Gayarre para dirigir este domingo a la Banda La Pamplonesa en un viaje espacial con música de los compositores Aaron Copland, Serge Lancen, Kevin Houben, Carlos Marques y Gustav Holst.  Como copiloto y narrador el trombonista de la Banda Rubén Velasco Azcona.

Hora 12:00 en Teatro Gayarre – Entradas

https://www.instagram.com/p/CPX5oA3LtvC/

 

Notas al programa de Luis Mari San Martín Urabayen.

El mes de mayo de La Pamplonesa ha sido estelar. Primero fue la música de Queen, uno de los grupos “estrella” de la historia de la música pop-rock, y después el brillo de Nino Bravo que sigue con mucha intensidad. Y ahora llega un concierto dedicado al universo que nos rodea, en el que a través de obras mayoritariamente originales para banda, se visitarán lugares como Cabo Cañaveral y otros espacios del cosmos: nuestro satélite lunar, el planeta Júpiter o las cinco estrellas brillantes de la constelación de Casiopea. Un viaje espacial con director invitado y todas las medidas de seguridad necesarias.

El viaje comienza en el planeta Tierra, concretamente en la cordillera de los Apalaches que se extiende desde Terranova en Canadá hasta Alabama en los EEUU. A ese territorio dedicó su ballet Appalachian Spring (Primavera Apalache) el estadounidense Aaron Copland (1900-1990), estrenado en octubre de 1944 en la Biblioteca del Congreso de los EEUU. El año siguiente, Copland recibió el Premio Pulitzer de música por esta obra de sonoridad neoclásica. La acción se desarrolla en torno a una granja de Pensilvania recién construida a principios de los años 1800, en la que una pareja de jóvenes agricultores reciben a miembros de su comunidad para contar las penas y alegrías de su nueva vida juntos. Supe ciertas cosas cruciales: que esta obra tenía que ver con el espíritu pionero norteamericano, con la juventud y con la primavera, con el optimismo y la esperanza.” (A. Copland).

El francés Serge Lancen (1922-2005) ha sido uno de los principales compositores franceses de la 2ª mitad del S. XX. Ganador del Premio Roma en 1950, a partir de los años 60′ se centró en la música original para banda. La primera vez que La Pamplonesa interpretó Cap Kennedy fue en 2001 en la Ciudadela, veinte años atrás, en un ciclo dedicado al espacio. El estilo de Lancen tiene elementos de la música francesa del llamado Grupo de los Seis, del neoclasicismo, la música contemporánea y el jazz. Todo ello se reconoce en esta obra dedicada a los astronautas de la misión Apolo 11, que alunizaron en julio de 1969. La obra sugiere once momentos del viaje: preludio; lanzamiento; superando la gravedad; viaje espacial; inmovilidad; un panorama maravilloso; el viaje continúa; una maravillosa sensación; noche de luna; contacto con la tierra; alunizaje. En 1978, la pieza recibió un premio en la primera división del Campeonato Mundial de Orquestas de Viento en Kerkrade (Holanda).

El belga Kevin Houben (1977-) ha estudiado composición con el maestro Jan van der Roost y ahora es el profesor de dirección del Conservatorio de Música, Danza y Teatro de Genk. Lake of the Moon (2018) contiene elementos orientales, ritmos sudamericanos e incluso sonoridades de las cosacos rusos. Con una sonoridad espacial, recrea un viaje de norte a sur no exento de peligros, con diversos sonidos amenazantes. El portugués Carlos Marques (1973-) estudió trompeta en el Conservatorio de Aveiro y composición, teoría e historia de la música en el ejército. Compositor y director, publica su música en Molenaar, una de las principales editoriales de música para banda. Cassiopeia es un poema sinfónico que cuenta la historia de la hija de Arabio y esposa de Cefeo, el rey etíope de Jope, famosa por su hermosura y banalidad. Ello trajo consecuencias a su hija Andrómeda, esposa de Perseo, provocando la ira de Poseidón que la situó en los cielos cabeza abajo y atada a una silla. Esa escena representan las cinco estrellas brillantes de la constelación de Casiopea en forma de M o W.

El inglés Gustav Holst (1874-1934) fue un apasionado de la filosofía hindú. En su juventud se dejó llevar por la influencia de Wagner, pero en su madurez utilizó elementos típicamente ingleses. Así ocurre en la suite Los Planetas; en Júpiter, el dios de la alegría, la bulliciosa introducción contrasta con una sección central que contiene una típica melodía al más puro estilo de Elgar. Aunque eran muy diferentes, Holst estuvo influido por Elgar y así lo afirmó en alguna ocasión: Para mí el nuevo renacimiento musical inglés se inició cuando conocí las Variaciones Enigma, de Elgar. Pensé que por fin había música de calidad en este país desde la muerte de Purcell. Disfruten del viaje.

Danzas del Mundo en el Teatro Gayarre con La Pamplonesa

Fuente Banda La Pamplonesa

Notas al programa

Si en marzo La Pamplonesa llevó a su público de “marcha sinfónica”, ahora le pone a “danzar”. Eso sí, con todas las medidas de seguridad y manteniendo la pudorosa distancia que históricamente ha tenido este género musical. Las danzas folklóricas han interesado a la mayoría de compositores “clásicos”, pero con más fuerza todavía a partir del siglo XIX, dentro de un contexto musical nacionalista en el que la expresión popular era el ingrediente esencial. Autores como Brahms, Chaikovski, Dvorak o Mussorgsky generaron un repertorio basado en la música de danza y que hoy incluso sigue vigente a través de una banda de música. De igual forma, compositores actuales de moderna música original para banda encuentran inspiración en este género musical, con sonoridades de múltiples procedencias.

Abre el concierto la Danza Húngara nº 5 de Brahms (1833-1897). Integrada en un conjunto de 21 obras que compuso entre 1858 y 1869 para piano a cuatro manos, tras su éxito transcribió diez para piano solo e instrumentó junto a Dvorak varias para orquesta. La nº 5 es la más conocida, con dos secciones diferenciadas: la primera es enérgica y presenta el tema melódico principal, mientras que la segunda es más viva, con mayor virtuosismo para mostrar la agilidad en saltos y acrobacias del danzante. Después retorna al inicio, dándole una estructura ternaria. El ballet El cascanueces fue escrito por Chaikovski (1840-1893) en 1891 y está basado en la adaptación de Alejandro Dumas del cuento El cascanueces y el rey de los ratones de Hoffmann. La suite con su música la estrenó el propio autor el 19 de marzo de 1892, con ocasión de una reunión de la sección de la Sociedad Musical en San Petersburgo. En una de sus escenas, el cascanueces es recibido en el reino de los dulces por el Hada de azúcar, su caballero y el resto de los dulces. Ahí se suceden una danza española relacionada con el chocolate, una danza china que es el té, una danza árabe que es el café y una danza rusa (Trepak), a veces llamada de bastones de caramelo. Modest Mussorgski (1839-1881) es uno de los autores nacionalistas más originales. Integrante del Grupo de los Cinco, su formación fue autodidacta a excepción de alguna enseñanza de Rimsky-Korsakov y Balakirev. Entre sus principales obras está Khovanchina, en la que se integran las sugerentes Danzas Persas. Las Danzas Eslavas son una serie de 16 obras para orquesta compuesta por Antonin Dvorak (1841-1904) entre 1878 y 1886. Originales para piano a cuatro manos, están inspiradas en las mencionadas danzas de Brahms. Claramente nacionalistas, fueron bien recibidas y hoy están entre sus obras más destacadas. La número 8 posee ritmos y armonías eslavas, pero con melodías originales suyas. Se le conoce como Furiant (furiosa) y llama a la rebelión de su patria, Bohemia, entonces bajo el yugo del Imperio Austro-Húngaro.

Ya en el s. XX, los autores de música original para banda han recurrido a la danza en muchas ocasiones. El estadounidense Alfred Reed (1921-2005) es uno de ellos y su aportación a la causa es grande. Sus Danzas Armenias (1976) recogen muchos elementos de la música popular armenia. Una de ellas, Khoomar, hace referencia a un típico nombre femenino armenio y un ligero tema musical describe cómo dos jóvenes se conocen y se casan. Una danza de boda muestra el clima agradable y el gozo de tal ocasión. El italiano Franco Cesarini (1961-) recreó en sus Cossack Folk Dances algunas de las danzas que él mismo tuvo la ocasión de conocer a los cosacos de Kuban. Además de por sus saltos y el dominio sobre el caballo, quedó impresionado por la belleza de las canciones y danzas tradicionales. La obra retiene la esencia y el espíritu de esta seductora música, en la que destaca su marcado ritmo a contratiempo y su progresiva aceleración. Otro de los grandes compositores es el belga Jan van der Roost (1956-) y su acercamiento a la música de danza es una costumbre. En Dublin Dances combina los principales valores de la música tradicional irlandesa. Brian Boru’s March contiene una melodía que hizo célebre el flautista James Galway, mientras que The Irish Washerwoman contiene el típico ritmo en 6/8 con bordón, característico de la música irlandesa. En el caso de Rikudim, se trata de cuatro danzas folklóricas israelitas de diversos ambientes. No se trata de danzas concretas, sino más bien de una recreación tal y como solía hacer Bela Bartok. Las cuatro representan tanto la melancolía como el optimismo, características propias de la música judía.

Luis Mª San Martín Urabayen

 

Mesa redonda en torno a la figura del Maestro Turrillas

El miércoles 7 de abril se celebrará una mesa redonda en torno a la figura del Maestro Turrillas en la S.C.D.R. Valdorba de Barasoain. El evento con asistencia max. de 50 personas será retransmitido en streaming en el facebook de la Banda La Pamplonesa a las 18:30 h.
https://www.facebook.com/bandapamplonesa

Participarán el hijo del maestro José Luis Turrillas y un cuarteto de clarinetes miembros de la Banda y será presentado por el Comisario de la Exposición y miembro también de la Banda Luis Mª San Martín.

Cabe destacar que José Luis Turrilas es miembro de nuestra Asociación de Amigos de la Pamplonesa.

 

El Secreto del Viento Azul en el Teatro Gayarre

Fuente: Banda La Pamplonesa
Sábado 20 de marzo a las 17:00 y 19:30h
El cuento El secreto del Viento Azul es un encargo de la Orquesta y Coro Nacionales de España a su autora y narradora, Belén Otxotorena. Sobre un fondo musical de autores como Jacob de Haan, José Alberto Pina, J. Vicent Egea, Rafael Mullor o Arturo Márquez, los instrumentos de viento madera y metal se han convertido en los pájaros más hermosos y melodiosos del mundo: Pistones y plumas de colores…. Boquillas y picos de lo más variopintos… Tubos y alas por donde el aire se cuela sin cesar…Pero no pueden volar porque el malvado Mister Time ha capturado a Viento Azul y se ha apoderado de su secreto. Sin él, es imposible que cada cual vuele a su ritmo, a su estilo, a su aire…Entonces, ¿podrán los pájaros volver a volar?

 

20/03/2021

 

Una iniciativa de nuestra Asociación busca convertir Pamplona en Ciudad Creativa de la Música

Una iniciativa de nuestra Asociación de Amigos de la Banda La Pamplonesa busca convertir Pamplona en Ciudad Creativa de la Música. El reconocimiento concede la Unesco para “promover la cooperación entre las ciudades que identifiquen la creatividad como factor estratégico y un desarrollo urbano sostenible”

Noticias Relacionadas:

Diario de Navarra
Pamplona Actual
Intagram Ayuntamiento de Pamplona
Unesco Ciudades Creativas

La Asociación Amigos de la Banda en Onda Cero

María Lorea entrevista en «La Hoja del Lunes de Onda Cero» a nuestra Asociación por presentar el proyecto, en el que está inmerso el ayuntamiento de Pamplona, para que Pamplona sea Ciudad Creativa de la Música. Un proyecto impulsado por la UNESCO.

Los entrevistados son la Concejala de Cultura, María García Barberena y el Presidente de la Asociación Xabier Martínez Álava, quien está colaborando en la candidatura.

Escucha la entrevista

La Pamplonesa inicia el nuevo año con un concierto de Grandes Melodías para el Cine

Fuente: Banda La Pamplonesa

La banda comienza un nuevo curso con doble sesión de conciertos en los que rendirá tributo a los grandes compositores de bandas sonoras de cine más aclamados y con las entradas agotadas en el Teatro Gayarre. Sesiones a las 12 del mediodía y 7 de la tarde.

Dirige los conciertos J. Vicent Egea.

Grandes melodías para el cine

Programa:

NOTAS AL PROGRAMA

“Si puedo meterme debajo de algunas de esas escenas y detrás de los diálogos, puedo hacer musicalmente cosas de verdad” (Max Steiner)

En el s. XIX, mucho antes de que llegara el séptimo arte, ya hubo compositores que otorgaron a la melodía el valor de representar personajes, lugares, situaciones o ambientes. La “idée fixe” de Berlioz en su Sinfonía Fantástica (1830) o los leit-motivs wagnerianos en Sigfrido (1876) o los Maestros Cantores (1868), evocan a sus protagonistas. Richard Strauss describió melódicamente a personajes como D. Juan (1889) o al travieso Till Eulenspiegel (1895). E incluso Bedrich Smetana lo hizo con el río Moldava (1874), en su devenir por sus amadas tierras checas.

Con la llegada del cine mudo, en las primeras décadas del s. XX los músicos tocaban en directo junto a la proyección para ambientar las mágenes en movimiento. El propio Silvanio Cervantes, director de La Pamplonesa desde su fundación en 1919 hasta 1945, realizó esa labor entre marzo de 1915 y noviembre de 1918 como pianista y director del Quinteto del Teatro Gayarre. Él se encargó de poner sonido en directo a las películas de los primeros años de cine en Pamplona. La primera película sonora fue El cantor de jazz (1927) y desde entonces, imagen y música llegaban ya sincronizadas. Apareció un nuevo perfil de compositor para el cine, en el que clásicos como Auric, Shostakovich y muchos más participaron no solo por la novedad; seguramente el aspecto económico fue una buena razón.

En los años 30′ del s. XX Max Steiner fue uno de los pioneros. Creía que la música podía instalarse por debajo de los diálogos, trabajar para realzar y amplificar las emociones, los personajes y el drama en cada escena. Esto era muy novedoso, ya que hasta entonces la música se limitaba a los títulos iniciales y finales, así como alguna intervención puntual. De su mano surgió el célebre tema de Tara en Lo que el viento se llevó (1939). En la escena final, bajo esa melodía, Vivien Leigh proclama: “A Dios pongo por testigo…que jamás volveré a pasar hambre”. En 1960 Ernest Gould puso el dramatismo melódico a Éxodo durante la fuga de refugiados judíos hacia Palestina y en 1962 Maurice Jarre logró una melodía capaz de hacer imaginar a Peter O’Toole sobre las arenas del desierto en Lawrence de Arabia. En 1973 Nino Rota creó la deliciosa e irreverente sintonía de Amarcord que describe la Italia vista por los ojos de Fellini. John Barry ha sido capaz de describir en notas paisajes abrumadores, como la sabana africana con el oscarizado tema de Memorias de África (1985) y las llanuras americanas en Bailando con Lobos (1990). Y el maestro John Williams narró la liberación de presos en los campos de exterminio nazi en La lista de Schindler (1993). Cuando Spielberg le enseñó el primer montaje de la película, Williams necesitó varios minutos para recomponerse de lo que había visto. Con humildad le dijo que iba a necesitar a un mejor compositor para poner música a esas imágenes. Spielberg contestó: “es posible, pero ahora están todos muertos”. Realmente desgarradora.

Entre todos destaca Ennio Morricone (1928-2020), fallecido el pasado 6 de julio y a quien va dedicado el concierto. Estudió trompeta y composición en su Roma natal y se acercó a la música de vanguardia. Su primer contacto con el cine fue en 1961 con El Federal y poco después creo un estilo propio junto al director Sergio Leone. Entre sus más de 400 obras para el cine, destaca Nuovo Cinema Paradiso (1988), en la que es célebre la melodía de la escena final llena de besos de cine que la censura había prohibido y que emociona al protagonista (y a todos). Un momento sublime. Igual que en la escena en la que Jeremy Irons toca con el oboe el tema de La Misión (1986) ante los indios guaraníes. Melodías llenas de emoción y esperanza, que es lo que ahora necesitamos. Quizá inspirado en su música por la heroica Columna Trajana, junto a la que vivía en Roma, a la vez fue discreto hasta su muerte. En su carta de despedida, firmó: “Yo, Ennio Morricone, he muerto”. En su funeral sonó su tema favorito, el de La Misión. Igual por eso su compatriota y director Ricardo Muti utilizó ese término en su discurso de Año Nuevo el pasado 1 de enero, en un auditorio vacío pero ante millones de personas. “Las armas de los músicos son instrumentos cargados con flores. La música es importante, no porque sea un entretenimiento. Más que una profesión, se trata de una MISIÓN”. En ella está La Pamplonesa.

Luis Mª San Martín Urabayen

Navidad con La Pamplonesa

Fuente La Pamplonesa

El domingo 20 de diciembre, a las 12 en el Teatro Gayarre, La Pamplonesa ofrecerá su ya tradicional concierto de Navidad con las entradas ya agotadas.
Dirigirá el concierto J. Vicent Egea, director titular de la Banda.

Programa:

NOTAS AL PROGRAMA

El año 2020 ha cambiado nuestras vidas, eso está claro. No solo en lo que concierne a la situación sanitaria, que está siendo dramática, sino a ámbitos personales, sociales, económicos, culturales… Cuando eso ocurre, hay dos opciones básicas: la primera, lamentarse y anhelar un pasado que seguramente no volverá, lo que nos traerá sufrimiento. La segunda, adaptarse a las nuevas situaciones de la mejor forma posible, pero sobre todo con un cambio de actitud que nos permitirá lograrlo.

El recorrido de La Pamplonesa en este sentido durante el año ha seguido esta segunda opción. Tras un 2019 en el que celebraba su centenario por todo lo alto y de forma multitudinaria, el nuevo curso prometía seguir en la misma línea y así comenzó con todas las butacas llenas en sus conciertos en el Teatro Gayarre. Durante el confinamiento, se cancelaron espectáculos pero al mismo tiempo se generaron otros virtuales que permitieron mantener la actividad y el peso específico que tiene la banda dentro de la oferta cultural pamplonesa. Recuperados del golpe inicial hubo que adaptarse, realizando en el mes de junio conciertos en espacios abiertos en pequeño formato y por familias instrumentales que funcionaron muy bien. Si hasta entonces había sido solo una posibilidad, desde entonces es una realidad. La ausencia de las fiestas de San Fermín también alteró el calendario habitual por supuesto, pero no por ello cesó su actividad. Al contrario, abrió nuevas posibilidades como las visitas a nuestros mayores y enfermos en una pequeña “gira” que recorrió Residencias y Hospitales, para alivio de quienes lo estaban pasando muy mal, siempre con la distancia y el respeto debidos.

Ya en otoño, hubo que adaptarse a una nueva situación incierta en este escenario, pero que aun así nos permitió seguir disfrutando de la cultura en primera persona, en directo. Una oferta segura en la que teatros, actores, músicos y público debemos confiar para seguir disfrutando de la creación artística del presente, del pasado y del futuro.

Y en ese momento se encuentra La Pamplonesa ahora mismo, que quiere mostrar cierta normalidad con este tradicional concierto navideño, aunque sea con menos músicos en el escenario, menos público en la sala, pero con todas las garantías de seguridad. Un concierto integrado por un repertorio escogido por su director y lleno de obras que han sido representativas en estas fechas a lo largo del tiempo. Melodías muy conocidas que ya están en nuestra memoria, pero que siempre es buen momento de sacarlas de allí para escucharlas de nuevo en directo. Y de géneros muy variados: por aquí desfilarán oberturas, fantasías, polcas y valses venidas de Viena y Rusia, selecciones de música de cine, arreglos modernos de música navideña o partituras originales para banda de grandes autores de la actualidad. Y por supuesto, una guinda de música popular navideña autóctona.

Como dice el título de una de ellas, este es el final de un año especial. En muchos casos, lo ha sido por tener que despedir a un ser querido antes de tiempo. Esperemos que el próximo 2021 sea igual de especial, pero por motivos muy diferentes. Si el estreno en 1874 de la opereta de Johann Strauss El Murciélago sirvió para relanzar la actividad cultural y económica en la crisis que asolaba a Viena, haciendo las cosas bien podremos lograrlo también, inclusive en estas fechas que siempre son tan familiares. De parte de todas las personas que componen La Pamplonesa, un deseo sincero de una feliz y diferente Navidad y un mejor Año Nuevo. Zorionak eta Urte berri on.

Luis Mª San Martín Urabayen

 

Canta Olentzero con La Pamplonesa

Fuente: Banda La Pamplonesa

Este año, os proponemos algo especial. Ya que no vamos a poder cantar el día 24 en el recibimiento de Olentzero en la Plaza Consistorial, queremos que tengáis la posibilidad de hacerlo en familia desde vuestras casas. Es más, os hemos preparado este karaoke con la letra para que pongáis vuestras bonitas voces encima de nuestra música. Además os proponemos algo. A ver que os parece: Os grabáis cantando siguiendo nuestro karaoke y nos enviáis el vídeo por Whatssapp antes del día 19 de diciembre. Con todos las grabaciones que recibamos, editaremos un vídeo para que el día 24 Olentzero pueda escucharnos desde su teléfono móvil. Y para que quede lo más bonito posible os hacemos unas recomendaciones: 1) Graba en horizontal con el móvil en una superficie estable. 2) Animaos a vestiros para la ocasión. 3) Es importante que sigáis el ritmo de la música de nuestro karaoke. Y si podéis, utilizad cascos o poned el volumen bajito para que lo que más se oiga en el vídeo sean vuestras voces. 4) Cuidad la iluminación para que se os vea bien. Evitad contraluces de ventanas o lámparas que oscurezcan vuestra imagen. El número al que nos podéis mandar vuestros vídeos es: 646 38 13 16 ¡Esperamos vuestro vídeos con mucha ilusión!
Grabación del audio, edición, montaje y elaboración del karaoke:
http://www.ikus-arte.com/ (Álvaro Díaz Urtasun)
Grabación de imágenes: Santi Legaristi
Imágenes de Olentzero y grafismo inicial: https://festaro.es/
————————————————————————————-
Abestia/Canción: Olentzero Arreglo/Moldaketa: Jesús Garisoain Música: La Pamplonesa Aurten, zerbait berezia proposatu nahi dizuegu. Hilaren 24an Olentzerok Udaletxeko plazan egingo duen ongi etorrian kantatzeko aukerarik izango ez dugunez, zuen etxeetatik familiarekin kantatzeko aukera izatea nahi dugu. Are gehiago, karaoke hau letrarekin prestatu dizuegu, zuen ahots politak gure musikaren gainean jar ditzazuen. Horretaz gain, zerbait berezia proposatu nahi dizuegu. Ea zer iruditzen zaizuen: Gure karaokeari jarraituz grabatu bideotxo bat eta Whatssappetik bidali abenduaren 19a baino lehen. Jasotzen ditugun grabazio guztiekin bideo bat editatuko dugu, hilaren 24an Olentzerok bere telefono mugikorretik entzuteko aukera izan dezan. Eta ahalik eta politena gera dadin, hemen dituzue gomendio batzuk: 1) Grabatu mugikorra gainazal egonkor batean ipiniz eta horizontalean. 2) Animatu baserritar jantzia janztera. 3) Garrantzitsua da gure karaokearen musikaren erritmoari eustea. Eta ahal baduzue, erabili kaskoak edo jarri bolumen txikia bideoan gehien entzuten dena zuen ahotsak izan daitezen. 4) Argiztatu ongi zuek ongi ikusi ahal izateko. Ez erabili zuen irudia iluntzen duten leiho edo lanpararik.
Bideoak zenbaki honetara bidal ditzakezue: 646 38 13 16 Zuen bideoen zain egonen gara ilusio handiz!
Audioaren grabaketa, karaokearen edizioa eta muntaia: Ikus-Arte Irudien grabaketa: Santi Legaristi
Olentzeroren irudiak eta hasierako grafismoa: Festaro Auzo News